disenador-freelance-web-barcelona-2016

Consejos para contratar un diseñador gráfico freelance

Para contratar al diseñador gráfico freelance adecuado para tu proyecto,tienes que tener en cuenta varios factores externos y rasgos característicos de este tipo de profesionales. Por más que haya muchos que hagan la misma tarea, no siempre se trata de tener la experiencia, la edad necesaria, o un precio por trabajo razonable.

Si quieres buscar un diseñador gráfico que “cuaje”, deberá hacerlo en varios aspectos y de la manera más estricta posible para que de tu elección final obtengas un buen resultado. Además, hay que considerar las ventajas de contratar a un freelance por proyectos, ya que la contratación laboral sólo será posible si eres empresa y cuentas con un presupuesto destinado a un departamento (generalmente de marketing y comunicación) o a la inserción de un diseñador dentro de la plantilla.

Factores clave para seleccionar a un diseñador gráfico

Es por lo comentado anteriormente, que las empresas más pequeñas o pymes suelen contratar a un diseñador externo freelance que satisfaga las necesidades de presupuesto y tiempos de entrega. Habiendo tantas opciones, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Factor económico: Es importante de antemano contar con el presupuesto que se va a destinar para el trabajo de este profesional de las artes gráficas. Teniendo una idea de las tareas y el tiempo que llevan, hay que calcular una cantidad que no sea exorbitante, ni tampoco muy escasa, ya que es importante para el diseñador que vaya a trabajar en el proyecto sentirse valorado por sus conocimientos. No pretendas pagar poco por un buen diseño, por ello infórmate sobre cuánto se está pagando en el mercado.
  • La especialización: Según el proyecto para el cual estés buscando a un diseñador, deberás considerar una especialización determinada (como branding, packaging, diseño de logos, diseño impreso o publicitario, etc). Cada trabajo requiere un determinado grupo de competencias, por lo que hay que tener claro qué se quiere conseguir y qué tipo de diseñador se está buscando para realizar el trabajo.
  • El nivel de los aspirantes: Hay que establecer un nivel, un filtro por el cual los profesionales son aptos o no para cierto proyecto. Una opción es pedir el portfolio a cada uno y trabajar en la selección con estos como referencia.
  • Complejidad del proyecto: Habrá que analizar la magnitud del proyecto para ver si con un sólo diseñador gráfico es suficiente, o por el contrario será necesario contratar a un equipo de freelancers. Generalmente, con uno que sepa administrar bien los tiempos suele ser suficiente.
  • Relación con el diseñador: Si decides contratar a un diseñador freelance con el que luego seguir trabajando en otros proyectos, es importante que establezcas una relación de confianza, buen trato y comunicación. De esta manera, podrás comentarle los cambios que necesitas, o alguna modificación imprevista, sin malos entendidos ni roces.

Algunos piensan que la creación de un logotipo, banner, o tarjeta de presentación, es tan sencillo como bajarse una imagen de Internet, seleccionar la tipografía y editarla con Photoshop. La realidad es diferente, y contratando a un buen diseñador gráfico freelance, que trabaje en la imagen corporativa, estamos invirtiendo en el futuro y apostando por el éxito.

Hay que tener en cuenta que, tal y como comentábamos al inicio, contratar a un diseñador freelance (sin intermediarios) supone grandes ventajas, ya que el contacto es directo y la comunicación se torna más efectiva, ahorrando tiempo y evitando malos entendidos. Por eso, para escoger al diseñador adecuado también hay que tener en cuenta los aspectos característicos de la personalidad del diseñador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*