disenador-freelance-espana

El diseñador freelance y el outsourcing en diseño gráfico

El outsourcing es la acción en la que una empresa subcontrata tareas o servicios específicos a otra empresa externa. En mi caso, como diseñador freelance, el outsourcing o subcontratación es una realidad empresarial en alza que proporciona a las corporaciones algunos beneficios muy interesantes.

1. Mejora la productividad

Ocurre de forma especial en empresas que necesitan servicios de diseño gráfico y creatividad aunque no se dediquen específicamente a este área de negocio. Al dejar en manos expertas servicios que no son esenciales en su sector pueden centrarse en desarrollar sus puntos de negocio fuertes y se vuelven más competitivas y eficientes. El outsourcing permite aplicar talento y recursos a las áreas claves de un negocio y subcontratar servicios que no son rentables para la empresa si se realizan internamente.

2. Aumenta la flexibilidad

La empresa que subcontrata servicios responde con mayor rapidez a los cambios del entorno económico y laboral.
El outsourcing permite ajustar fácilmente la oferta de servicios a la demanda del mercado, pudiendo aumentar o reducir servicios gráficos de forma sencilla, evitando selección de personal nuevo en épocas buenas o reducción de plantilla en momentos económicos peores.

3. Reduce costes fijos

Al subcontratar el diseño gráfico sólo se paga por los servicios puntuales que se acuerdan con el diseñador. Si la empresa quisiera prestar dichos servicios gráficos de forma interna debería contar con un departamento gráfico y de publicidad propio que supondría unos costes fijos a la entidad, con independencia de que el departamento de diseño recibiera o no encargos.

4. Reduce tiempos

Los diseñadores que ofrecen outsourcing están especializados en un número de servicios gráficos reducidos que saben hacer muy bien. Su experiencia hace que dispongan de programas informáticos avanzados y procesos de trabajo bien desarrollados e implementados. Esto permite al creativo gráfico ahorrar tiempo en la realización del trabajo y ofrecer sus servicios a un precio menor del que le supondría a la empresa desarrollarlo internamente.

5. Aumenta la calidad del servicio

El outsourcing mejora, en muchos casos, el tiempo de entrega y la calidad final del diseño gráfico. La empresa que subcontrata se beneficia de la especialización y experiencia del diseñador para ofrecer un servicio gráfico de más calidad en menos tiempo y sin la necesidad de formar continuamente personal interno de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*